Connect with us

Opinion

Mendy y los defensas zurdos a pie cambiado

Ser diestro o zurdo influye en el terreno de juego. El Real Madrid ha tenido casos de futbolistas jugando a pierna cambiada, como ha ocurrido con Mendy

La ubicación de Ferland Mendy como lateral derecho durante la segunda parte del duelo frente al Eibar la pasada jornada resultó tan llamativa como poco habitual en el Real Madrid. Mientras que los laterales o centrales diestros suelen jugar en el costado izquierdo con relativa frecuencia, es algo mucho más raro ver a un defensa zurdo de nacimiento hacerlo en la banda derecha.

Antiguamente esta situación era menos extraña, ya que las obligaciones ofensivas de los laterales eran menores, y el mismo Jose Antonio Camacho se vió obligado a parchear en esa zona durante los años 70 y 80. Sin embargo, desde 1990 las ocasiones en las que esto ha ocurrido han sido contadas, ya que los laterales han tenido un peso en ataque cada vez mayor.

Mientras que los diestros suelen manejar su pierna “mala” con cierto criterio, la realidad es que los zurdos suelen ser más limitados en ese aspecto. Y la presencia de laterales históricos como Roberto Carlos o Marcelo ha hecho que cambiarlos de banda resultase algo tremendamente contraproducente al perder su potencial en su costado natural para tener una versión mucho menor de los mismos a pie cambiado.

El primer precedente de un lateral zurdo “moderno” a pie cambiado será con Francisco Villarroya en 1991-1992. En aquella temporada, el lateral derecho titular (Miguel Porlan Chendo) no gozaba de un sustituto puro en la plantilla. En la jornada 20, con el estreno de Leo Beenhakker, no se encontraba disponible y el holandés pasaría a Villarroya (lateral izquierdo titular) a la otra banda para dar el costado zurdo a Mikel Lasa. El encuentro acabaría con un decepcionante 1-1 con el que empezaría a gestarse la primera Liga perdida en Tenerife.

Tendríamos que irnos a 2003-2004 para encontrar la siguiente ocasión en la que un zurdo jugase a pie cambiado. En este caso no se trataría del canterano Raúl Bravo, y no se trataría de una solución de inicio. En la jornada 11, el Real Madrid visitaría al Sevilla sin 3 de sus 4 laterales de la plantilla (Míchel Salgado, Óscar Miñambres y Roberto Carlos), obligando a Carlos Queiroz a improvisar su defensa.

Raúl Bravo era por aquel entonces el central titular del equipo, y el partido le obligó a volver al lateral izquierdo, dando entrenador portugués el centro de la zaga a Iván Helguera y el joven Rubén González. El lateral derecho sería para otro central canterano: Francisco Pavón. No saldría nada bien el experimento, ya que la defensa sería superada una y otra vez y antes de los 20 minutos el encuentro estaba virtualmente perdido con un 3-0 en el marcador.

Queiroz intentó primeramente corregir sacando a Santiago Solari por el “casi” debutante Rubén y pasando al argentino al lateral izquierdo y a Raúl Bravo al centro de la zaga. Pero la situación no mejoró, y un jovencísimo Jose Antonio Reyes bailó una y otra vez a Pavón hasta que el marcador lucía un tremendo 4-0.

Con el encuentro perdido, Bravo pasó por primera vez al lateral derecho para dejar a Pavón como central, y el Real Madrid cortó la sangría. Pese a que Ronaldo recortó distancias con un gran gol y estuvo a punto de hacer un segundo, el partido será recordado por la durísima derrota por 4-1 final.

Al año siguiente volvería a darse una situación parecida. En aquella 2004-2005 el Madrid no consideró necesario tener un suplente para Michel Salgado en la plantilla y lo pagaría caro en la ida de octavos de final de la Champions League frente a la Juventus de Turín. A los pocos minutos de iniciar el encuentro, el gallego se lesionaría y Vanderlei Luxemburgo echaría mano de Bravo una vez más para parchear la banda derecha.

Aquel encuentro salió bien la apuesta, ganando el Real Madrid por 1-0 a los italianos, y el canterano repetiría en los siguientes partidos: Entre las jornadas 25 y 28 sería el lateral derecho titular frente a Deportivo de la Coruña (derrota por 2-0), Real Betis (victoria por 3-1), Valencia (empate 1-1) y Getafe (perdiendo por 2-1) además de la vuelta frente a la Juventus en Turín (cayendo por 2-0).

Precisamente en este último duelo sería un mal despeje suyo el responsable del segundo tanto italiano en los últimos minutos de la prórroga. Días después, cuando los blancos caían en Getafe, sería sustituido por el canterano Miguel Palencia en la segunda parte. En lo restante de temporada, el entrenador brasileño apostaría ahí por Albert Celades, centrocampista que ya había sido lateral derecho en su paso por el FC Barcelona de manera muy similar a Sergi Roberto hoy en día.

Dos años después pisaría por última vez aquella posición. En la jornada 4 de la temporada 2006-2007 frente al Real Betis, el lateral derecho Cicinho caería lesionado a la media hora de partido. Sin recambio natural, Fabio Capello daría entrada al canterano en la derecha. Los blancos acabarían imponiéndose por 0-1 en una Liga que acabarían ganando en un final de infarto.

En 2011-2012 sería la siguiente vez que un lateral izquierdo jugase en la banda derecha. En la jornada 15 el Real Madrid se mediría al Sporting de Gijón en el Molinón con la baja de Álvaro Arbeloa. El canterano era el titular en esa posición ante el paso de Sergio Ramos al centro de la zaga y Jose Mourinho no quiso sacarle del puesto de central.

El elegido para sustituir al salamantino fue Fabio Coentrao, quien realizó un buen encuentro en el que el Real Madrid se impuso por 0-3. Días después repetiría posición en el Clásico de Liga en el Bernabéu, donde el FC Barcelona derrotaría a los blancos por 1-3 con un mal encuentro del luso. Nunca volvería a jugar en esa zona, quedando especialmente señalado en el último gol de Cesc Fábregas.

La última vez que un zurdo actuara de lateral derecho sería el mismísimo Gareth Bale en la jornada 5 de la temporada 2016-2017 en el Bernabéu frente al Villarreal. Una lesión de Marcelo en los últimos instantes de la primera parte obligó al brasileño a salir del campo sin que ningún lateral derecho tuviese tiempo a calentar.

Ante ese percance, Danilo (lateral diestro titular) pasaría a la banda izquierda y el galés se ubicaría en la derecha. Un curioso caso en el que un extremo zurdo jugaba de lateral derecho y un lateral diestro de izquierdo. El experimento salió mal, marcando un gol los amarillos que los blancos solo pudieron empatar en la segunda parte, ya con Dani Carvajal en ese costado.

Y así hasta la actualidad, donde hace pocos días Mendy tendría que apañárselas en la posición. ¿Será la última vez?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *